Los papeles de Tovar

El blog de Gregorio Tovar. Una invitación a que revuelvas y critiques los papeles de un maestro de escuela.

Otra semana, otra jornada.

 

De nuevo surgen opiniones tendentes a certificar el cambio de la tradicional semana de siete días por otra menos cansina. Cuando hace más de un siglo, Paraguay irrumpió en la historia decretando por primera vez la jornada de ocho horas, hubo sustos; lo que no impidió que nuestra ibérica España figure como primer país europeo en instaurar tal jornada. Que no se olvide.

En nuestros días, lo de trabajar menos de ocho horas diarias puede ser apetecible; pero estamos habituados a que los servicios de lo que denominamos “Estado del Bienestar” permanezcan en funcionamiento las veinticuatro horas. No queda entonces otra salida que repartirnos entre servicios y días. Si se quiere trabajar menos, habrá que dedicar más gente al trabajo.

Lo teocrático impuso que la medida del tiempo debía ordenarse en periodos del incómodo número siete; que aunque siga siendo mágico, ocasiona tendencias egoístas: todo el mundo se apunta a descansar sábado y domingo; incluso ya hay quien defiende que también el viernes, incluso en ambientes universitarios se festeja el jueves. Y resulta que los niños, las atletas y las neurólogas también se pueden poner malitos el sábado, tener un accidente deportivo el domingo o requerir los servicios de la policía el viernes. Conclusión: estamos acostumbrados a no dejar descanso a los servicios públicos durante el triduo de cada fin de semana, así como somos incapaces de asegurar ausencia de averías domésticas en cualquiera de sus días. Lo democrático será ahora discutir el salario.

Dudo si podríamos acordar trabajar y alternar periodos de descanso de tal forma que quien decida -o se le imponga- trabajar ocho horas diarias durante el periodo lunesmartesmiércolejueves, descansará todas las horas del periodo viernessábadodomingo. Y viceversa. Con posibilidad de intercambio, alternancia y demás ajustes. O indagar en la jornada de seis horas, que también es múltiplo de veinticuatro para cumplir con turnos.

Pero lo más afortunado serían las condiciones de intercambio comercial y social entre pueblos, con la consiguiente duda de no saber qué fin de semana es el más apetecible; si el que comienza en lunes o el que acaba en domingo. Puede que incluso así la gente deje las bajas por enfermedad para los días de descanso y los servicios públicos mejoren en salud.

Goyo

10-oct-18

 

 

Arroyos y tormentas

Una riada histórica sufrió la ciudad de Badajoz en 1997, más de veinte personas murieron o desaparecieron con las aguas locas de los arroyos Rivilla y Calamón. El violento fenómeno inundó casas y arrastró seres y enseres con violencia jamás conocida. Era de noche y jugaba el Real Madrid lo que supuso que aquella ciclogénesis atlántica no cumpliese con toda su maldad. La zona más afectada fue la barriada de Cerro de Reyes, y no es que la riada escalase contra gravedad y ascendiese a los cerros, es que toma la barriada su nombre del cerro que separa ambos arroyos. No existen datos más trágicos, ocasionados por anomalías naturales, para nuestra región. Lo que dudo es si habremos aprendido.

Recientemente, el pueblo toledano de Cebolla ha conocido los efectos de una lluvia torrencial que arrastró coches y llenó de lodos muchas de las casas que se han construido a lo largo del arroyo Sangüesa. Afortunadamente no hubo víctimas, que llamamos víctimas a los que fallecen. Como sucede en muchas partes del mundo, los arroyos siempre llevan la escritura bajo el brazo

Las ordenanzas urbanísticas debieran contemplar los riesgos que la estudiada experiencia nos recuerda incesantemente: se inundan las partes más bajas, las que están en la influencia del cauce de policía según nuestra Ley de Aguas, que seguramente es la ley mejor incumplida de todas. No existe Ayuntamiento en este país que no contenga nítidos ejemplos urbanísticos de desprecio a la seguridad contra las riadas e inundaciones; todo se explica por la potente falacia de la mala libertad de construir allí donde pueden nuestros santos poderes.

Dado un arroyo, está prohibido construir perreras, gallineros, casetas de aperos,… a menos de cinco metros del nivel máximo conocido de su avenida, de la mayor crecida de su historia; pero en nuestras arrogancias y debilidades en la vigilancia, somos hasta capaces de construir casas, habitarlas y creer que nunca el arroyo nos va a recordar su propiedad y uso.

La nueva Ley del Suelo para Extremadura, según declaraciones de gente conocedora, parece rebajar limitaciones constructivas para facilitar asentamientos industriales en suelo rústico, incluso para abrir la puerta a nuevas construcciones destinadas a segundas residencias. Mientras llegue, mi duda es si se van a dejar tal cual los abusos constructivos de los cauces.

 

Goyo, lo escribí el 24 de septiembre.

10-oct-18

Sáhara

 

Cuando no estás inmerso en un problema, todo aquello que lo define y acompaña te parecerán detalles pero no esencias. Y cuando te infecta un problema en tu amplio interior, todo lo exterior se te presenta como sucedáneo de cosa boba y con poca chicha. Por eso es tan atractivo ser espectador; presenciar un espectáculo te libera de esencias propias y te esclaviza con detalles ajenos. Reflexione sobre el fútbol, que a nivel mundial nos está ofreciendo en estas fechas una millonada de atractivas pinceladas.

Contemporáneo del fresquito ruso está la caló del Sáhara que tiene tanta tierra como la helada Siberia y no nos cae tan lejos. Una mancha de agua baña y suaviza las tierras del norte y sirve de separación de otras tierras. Ahora el Sáhara endurece el agobio veraniego, que para algunos asentados se regula con el mando a distancia del aparato de aire acondicionado. En parte de aquel Sáhara olvidado por el régimen franquista, por el régimen transicionalista y por el régimen democraticista, residen familias apegadas a la crianza de la prole y a su anhelo de vivir en la tierra que los vio nacer. Digamos que esas son sus esencias.

No obstante, en otras partes del descomunal arenal y porque le cuentan otros detalles nuestros, no se amedrantan en invertir todos sus ahorros para pagar mafias dedicadas al tránsito impreciso, en huir del espanto de la guerra y del odio amigo, en tratar de libar algo de la vida floral de los europeos. Se lanzan ciegos y desvalidos al charco inclemente. Quizá sigan flotando. Quizá un barco de nobles humanos los recoja y alimente hasta que lleguen a buen puerto. Mas los buenos puertos nunca se distinguieron por dar acogida a los que huyen de la pobreza, más bien por la excelsa hospitalidad a lo que aporte riqueza.

Vienen tras los peligros del desierto y sus alacranes, los peligros del charco y sus monstruos y los peligros de la tierra prometida y sus egoísmos. Vienen repletos de inteligencia y valentía, de ganas de trabajar… normal que despierten recelos en los torpes, los cobardes y los vagos.

Acaban de llegar a mi pueblo 38 niños y niñas saharauis; se repartirán por pueblos de la provincia, cuatro de ellos quedan en Casar, todos con ojos vivos y ganas de piscina; esos son sus detalles, dudo si podrán contemplar nuestras perdidas esencias.

 

Goyo

04-jul-18

¿Para cuándo los impuestos?

 

 

Ahora parece que se abre la puerta al disfrute ético, quizá cansados que estamos de la estética empapelada de sobres. La tendencia anterior era así de clara y potente: para ser de la casta, necesitas pasta,… reconozco que es un burdo pareado; pero la gente astuta y taimada pasa de metáforas lorquianas y purezas métricas. En la inmensidad profunda de Federico no puede flotar, por ejemplo, ninguno de los argumentarios de la señora Cospedal.

Ahora, cualquier análisis somero nos puede llevar a un resultado tal que nos fuerza a rebuscar y obtenemos así un nuevo valor, contrario al inicial pero mucho más satisfactorio. Prueben a contrastar las opiniones de los gobernantes italianos respecto a las personas del barco Aquarius con las opiniones de los gobernantes de aquí; ambas se presentan como razonables pero solo una solventa la duda. El fenómeno es muy similar al conocido como “caso de las colinas antigravedad” explicado ya por los científicos. Los investigadores descubrieron que la falsa conclusión se obtiene porque carecemos de un horizonte visible y así nos parece que en una carretera empinada cuesta abajo se tiene la sensación de que existe un leve descenso cuesta arriba.

Es la falta de un horizonte ético lo que explica que tiene que llegar ese joven para mostrarnos cómo pueden convivir excelencia con equidad. Sin distribución de la riqueza no hay Justicia. Si los estados no garantizan las atenciones básicas, los instintos básicos infectan a la sociedad resultando que el robo y los latrocinios surgen como conclusiones a esa falta de horizonte: tanto el menesteroso como el rico huyen de la virtud.

Por Justicia -eso que ahora se lleva tanto- todo tributo, por ser obligación fiscal, debe estar previsto en la Ley. Por el principio lógico de la Economía, lo que se recauda debe estar contemplado en los presupuestos. Por seguridad, se debe dar a los ciudadanos tiempo y maneras para que puedan pagar y por claridad, los impuestos deben ser sencillos y no confusos.

Lo más difícil del complejo mundo impositivo no es la recaudación sino la redistribución; es en el reparto donde se distinguen a los diferentes gobernantes y administradores. Mi duda es si vamos camino de considerar que los impuestos no son castigos sino reajustes para no dejar a la deriva a los que huyen de la pobreza.

 

Goyo

21-jun-18

 

El principio de concomitancia.

 

En mi curriculum figura que soy Licenciado en Filosofía y Letras, lo que entiendo que me da licencia para pensar y escribir lo que pienso. Esta concesión que me otorga el título no la tiene cualquier persona; no obstante, no soy partidario de restringir el pensar libre para los no licenciados ni acortar libertades para quien desee expresarse por escrito,… aunque sea con faltas de Ortografía,…incluso con otras faltas. Pero los tiempos siguen incómodos para la Filosofía como lo prueban los horarios y el prestigio de estas enseñanzas en los estudios de nuestra juventud.

 

Como una especie de mal remedio, los periodistas adultos recogen valoraciones excelsas de los viejos filósofos, sobre todo si estos acaban de fallecer, que es cuando adquieren nombradía y relevancia.

 

Pues una de las cosas que intenta controlar el pensamiento lógico -la Lógica es una parte de la Filosofía- es el cuidado que debemos observar al concluir cuestiones de raciocinio. La Teoría de la Demostración en el razonamiento estoico, trata de establecer las relaciones de concomitancia o de sucesión de acontecimientos. Por ejemplo, se produce un suceso el jueves, tal como la sentencia del conocido Caso Gürtel y salen entonces periodistas que detectan que la caída del Ibex 35 se debe a la sentencia. Al día siguiente, aparece la noticia de la Moción de Censura y otros periodistas afirman que la caída de la bolsa de debe a que Pedro Sánchez quiere tumbar al gobierno. Como ven, la búsqueda de la certeza más bien parece al vulgar episodio de arrimar el ascua a su sardina.

 

Es indiscutible que el segundo acontecimiento -la Moción de Censura- se produce como consecuencia del primero -la sentencia Gürtel- pues son sucesos concomitantes. Ahora bien, la ocurrencia de un tercer suceso -la caída del Ibex- que se produce en la inmediatez de uno o de ambos sucesos, no tiene por qué ser también concomitante. Tanto la sentencia adversa a un partido como la moción de censura a un gobierno son elementos propios de una crisis; pero desconocemos si, de forma separada o conjunta, son mecanismos explicativos de cómo funciona la esencia de la Economía, que nadie la entiende.

 

Comprenderán ahora mi duda permanente por la concesión del Premio Nobel de Economía, que ni lo instituyó Alfred Nobel, ni sirve para paliar los niveles de pobreza.

Goyo

12-jun-18

Luz

 

Toda luz procede de la estrella, eso no impide que aparezca luz en diferido. Una de las propiedades más exquisitas de la luz es que puede hacer pasar las cosas de oscuro a castaño; también puede lograr inviernos cálidos, veranos refrescantes, hacer lavar, planchar, soplar, cocinar, empujar, bajar,… incluso subir. Esto último es lo mejor que sabe hacer en nuestros tiempos. Hasta el gobierno reconoce que no ha podido mantener la presunción de frenar en esta primavera su insaciable carestía.

 

Algunos atrevidos dicen que es un robo. No saben, no tienen razón. El delito de robo exige violencia en su ejecución; por contra, los hurtos más cuidados y temibles son los que se hacen a plena luz -o con plena luz, no sé-. Antes bien, es muy posible que si el delito se diseña por expertos, podría ser elevado a bien de protección social y gozar de la confianza de los gobernantes. Tanto es así, que algunos terminan aconsejando a empresas energéticas ya que no pudieron regularlas al sentir de la tropa ciudadana. Tampoco es una estafa porque no se ha llamado a engaño.

 

En Australia, que acaba de pasar un tórrido verano exigente con el consumo de electricidad, por ser país soleado, la producción de electricidad renovable de origen solar, superó a la de combustibles fósiles por primera vez . En este contexto, las cubiertas solares fotovoltaicas siguen siendo muy populares allí aunque aquí no triunfan pese a que mandan los populares: sólo en febrero de 2018 se instalaron 117 nuevos megavatios. En tan solo cuatro meses, la gigantesca batería instalada en Hornsdale, superó los 1.680 megavatios de la central eléctrica de Gladstone. Esto ha hecho que se hayan hundido los precios de la electricidad en un 90%.

 

En otro sitio soleado, California, tenemos el ejemplo de ser el primer estado en hacer obligatoria la instalación de los paneles solares en las casas nuevas. Desde hace tres años, la nublada Alemania produce unas diez veces más energía fotovoltaica que España. Si en España tuviéramos instalada la misma potencia fotovoltaica el abaratamiento sería del 36%.

 

Y aquí cerca, Endesa pondrá en marcha seis parques fotovoltaicos en Extremadura con una potencia total de 260 megavatios (MW), como para abastecer a unos sesenta mil habitantes. Mi duda se cifra en saber a cuánto cobrarán el Kw

Goyo

30-may-18

 

Magistrados y ministrados.

 

 

De los latinos nos viene la herencia de esa cosa tan enrevesada que llamamos Derecho. Aquellos locos romanos precisaron una terminología que, aún utilizando nuestros descuidos y torpezas, somos incapaces de arrinconar. La palabra ministro viene del latín minister (sirviente); de su raíz minus, provienen palabras como menor, mínimo, minúsculo, miniatura,… Minister es el opuesto a magister, término del que derivan magistrado y maestro. Los magistrados (la raíz magis significa mayor) impartían justicia interpretando las leyes y alcanzaban el mayor prestigio social, casi tanto como los generales victoriosos. Los magistrados ejercían el magisterio de la regulación social y política; ahora parece que son los ministros.

 

Pues uno de nuestros ministros, por cosa singular que ustedes conocen, ha turbado el ánimo del conjunto de nuestros magistrados y éstos le recuerdan que hay que respetar lo que pensó Montesquieu.

 

Para aquel francés, el valor político supremo era la libertad y el mayor enemigo de ésta, el poder; pues pensaba que todo poder tiende por su propia naturaleza al abuso. Asimismo este pensador consideraba que se hacía preciso neutralizar la tendencia al abuso del poder dividiendo su ejercicio en distintos órganos separados.

 

Pero en España, los poderes legislativo y ejecutivo no nacen en origen mediante elecciones separadas, sino que es a través de unas únicas “elecciones generales” de donde surge no sólo el legislativo, sino que también se compondrá el ejecutivo y del resultado de estas elecciones, no se afecta en un principio al poder judicial. Montesquieu no lo entendería.

 

Hay pruebas evidentes de esta ausencia de separación: por ejemplo, el gobierno se sienta mezclado en el congreso en el grupo de escaños denominado banco azul; otra prueba: el poder ejecutivo no se limita a la ejecución sino que puede intervenir en la función legislativa por propia iniciativa o a través de Decretos-leyes. Otra prueba más: desde el Congreso (legislativo) y/o desde el Gobierno (ejecutivo) se participa en la elección de los órganos que dirigen el poder judicial.

 

Con todo bien revuelto y guisado, dudo yo que estén próximos los tiempos en los que el pueblo sea el único representante de la soberanía nacional salvo que magistrados y ministros ayuden a certificarlo con hechos y no con dichos.

Goyo

09-may-18

Caras y capirotes

Pasados los días del capirote, habiéndose asumido la penitencia, la gente se ha desprovisto de los cucuruchos cónicos y del antifaz y podemos entonces presentarnos ya, de nuevo, con el rostro al aire. Recordemos que la semana de los dolores, antes de la santa semana, bien que pudimos conocer las caras limpias de expresión certera en los asuntos que en algo preocupa al vecindario nacional.

Uno de los asuntos quedó espléndidamente definido por las caras de algunos parlamentarios catalanes a lo largo del aburrido y fastidioso discurso del aspirante a honorable Presidente de la General Catalana. El señor Turull y sus cercanos seguidores mostraban sin capirote la convicción de que, además de no servir para nada lo que decían y votaban, a las pocas horas los encargados de la Justicia les confirmarían lo que sus caras anunciaban y proclamaban: los delitos del estío, reverdecen en primavera.

En la capital del reino, la señora responsable de la comunidad de Madrid, se vio afectada por un delicado trío de circunstancias: un TFM, una gripe y una explicación tras un capirote de plasma. Desconozco si ese es el orden exacto de los sucesos pero las pocas veces que pude apreciar el rostro público de la dirigente explicando cómo se había producido la historia del removido máster, no era capaz de apreciar -en ella- ni rabia controlada ni cabreo educado. Mis dudas se multiplicaron por mil con la aparición del señor rector y dos profesores con caras de póker que al parecer condujeron, leyeron y calificaron la maestría del trabajo que, cuando esto escribo, sigue sin aparecer.

El poderoso imán de las imágenes, puede ser también utilizado para fomentar el nacimiento de otras ideas y palabras que no son fáciles de ocultar; de hecho, la imagen de una cara nunca necesitó de mil palabras.

Dicen algunos que el conflicto de Cataluña no se va a resolver por vías judiciales o policiales, precisamente ahora eso se dice, ahora que la sociedad está harta de malos políticos. Parece que lo mismo sucederá con el conflicto del trabajo de Fin de Máster de C. Cifuentes. Quedo con la pena de no haber visto la cara de Puigdemont cuando la policía alemana le dice que está retenido y que debe dormir en prisión para que el lunes santo se presente ante el juez. Seguro que me apuntaría alguna duda.

 

Goyo

02-abr-18

Constantino

 

 

 

Según los libros, el Priorato de Sión cree que el emperador Flavio Valerio Aurelio Constantino (272-347) y sus seguidores masculinos fueron capaces de influir en la sociedad del imperio romano para que se dejara a un lado el paganismo matriarcal y se aferrase al cristianismo patriarcal. Aquel paganismo no ero sino la religión de los que vivían en los pagos –en los campos- y adoraban de manera natural a las estrellas, a la Luna, a las flores y a la nubes que van a por agua. Ello exigió también numerosos cambios y supresiones de las sagradas escrituras que fueron manipuladas por los seguidores de Constantino en los sucesivos concilios con el fin de obtener una “Biblia” que los beneficiara y se adaptara al dominio político y económico que tanto buscaban. Este emperador entra en la historia como el inventor de la religión católica que controla a todos.

Aunque en el Edicto de Milán se establece el reconocimiento oficial de los cristianos y se declara que no debe ser cohibida la libertad de religión, sino que ha de permitirse al arbitrio y libertad de cada cual se ejercite en las cosas divinas conforme al parecer de su alma, hechos posteriores demuestran que no tanta fue la tolerancia. Por ejemplo, en su antisemistismo, aquel emperador se empecinó y logró sustituir la festividad del sábado por el domingo; y en sus adentros familiares, se sabe que hizo matar a su esposa Fausta y a su hijo Crispo.

Así, Judaísmo, Mahometanismo y Cristianismo vuelven a tener como raíz principal y pivotante los principios de una religión monoteísta que todo lo domina y rige y que, sigue manteniendo como esencia la relegación de la mujer en los oficios elevados: las mujeres estarán ausentes en los templos de aquel mundo de civilizaciones clásicas. No había sacerdotisas cristianas, ni clérigas árabes, ni rabinas judías. La cosa espiritual sigue sin romperse.

Indicios de duda aparecen en nuestros días; la insurrección proclamada el 8M18 creo que instalará suficiente peso de liberación de los oficios relegados: las mujeres escalarán funciones y compromisos con independencia de lo que manifiesten los popes espirituales, ya sea desde la silla episcopal de Bilbao ya desde la de Mérida. Pero es más necesario que otras sedes, sillas y sillones también se paganicen, por lo que mis dudas seguirán flotando algún tiempo.

​Goyo

12-mar-18

Pensiones

 

La conciencia social se destruye con mucha más facilidad que se edifica. Aquello que los partidos de la izquierda europea fabricaron a lo largo de la última mitad del pasado siglo, se ha demolido en apenas dos lustros del presente. En sustitución, sobre el solar abandonado, sobre cimientos bien armados, se levantan los nuevos edificios de la ignorancia y del engaño que son los puntales necesarios para asegurar el egoísmo.

Parece que aún preservamos el indudable valor de la educación como elemento autoliberador, como instrumento que abre puertas al mundo del trabajo y como avío culto que nos traslada a otros espacios y a otros tiempos. Durante el periodo de la infancia toda educación es poca, en el de la adolescencia nacen las dudas y puede escaparse como agua entre los dedos, en el de la juventud se desmorona por la clarividencia de este futuro tan nítido donde a pesar de los esfuerzos de ampliación y perfeccionamiento, se resquebrajan las aspiraciones; pues no por mucho master se accede a la tierra prometida de prestigio y salubridad económica.

Para la superación de esta ruda travesía, y en vistas claras de las penurias personales y sociales de nuestros paisanos, de esas trabajadoras y de esos trabajadores que se encuentran en la edad más acertada para el mejor rendimiento, se ha diseñado por los pensadores de la CEOE un nuevo contrato social; eso sí bastante alejado de aquel revolucionario propuesto por Jean Jacobo Rousseau.

Se trata de un contrato de formación para las personas mayores de 45 años que se encuentran en paro. Es mejor que no aclare qué cantidad engordará la nómina de aquella gente que acceda por no sé qué tiempo en averigüe usted qué escenario laboral. Haga un esfuerzo y conozca las condiciones que podrá encontrar en cuento les llegue la noticia del júbilo.

Mi gran duda de hoy es si puede denunciar ante la alejada Justicia esta ofensa y desprecio; pero en estos días, y más habiéndose marchado Forges, hay que andar muy taimado en lo que piensas, dices o escribes; pues lo sutil puede ser interpretado como pérfido y hasta una falta provocada por el asco, puede ser elevada al cajón de los delitos de odio.

Ya ven, yo quería aportar mis dudas sobre las futuras y presentes pensiones; pero se me cuelan otras certezas sin pedir permiso.

Goyo

02-mar-18