Los papeles de Tovar

El blog de Gregorio Tovar. Una invitación a que revuelvas y critiques los papeles de un maestro de escuela.

El tonel

 

 

La duda alimenta a la Filosofía con el mismo afán que la falsedad engorda a la ultraderecha. Siempre ha sido fácil burlar la verdad, no hace falta esperar a estos tiempos para confirmar que la mentira sigue ganando partidos y adeptos, ni tampoco hay que esperar a que en tiempos futuros el ambiente de sinceridad se derrame urbi et orbe. Claro que para no presentar el asunto de forma pesimista, nos hemos inventado para la ocasión el concepto de “postverdad”.

Dicen los libros, que en aquellos tiempos antiguos un grupo de pensadores griegos bautizado como “los cínicos”, nadaban en la corriente de pensamiento fundada por Antístenes, reinterpretando la doctrina socrática y afirmando que el desarrollo y la civilización no deben ser consideradas necesariamente como un bien que asegure la felicidad; y muchos menos que asegure la virtud. Así fue que surgió el líder radical, Diógenes de Sínope, que cogió un farol y encendiéndolo a plena luz del día, comenzó a buscar al hombre justo que también debiera seguir los principios de vivir en sencillez y acorde con la naturaleza. Diógenes vivía en plena calle, dentro de un viejo tonel. Ya ven que eso del desarrollo sostenible no es tan moderno. Por la sabiduría al uso, hoy no conocemos por cínico al seguidor de aquella doctrina filosófica, sino a quien es mentiroso y reviste la bondad con la hipocresía.

La prensa de nuestros días nos informa que el Congreso de los Diputados ha aprobado por unanimidad que, de nuevo, la Filosofía sea asignatura obligatoria de estudio para los alumnos de cuarto de la ESO y para los dos cursos del actual Bachillerato. Dado el clima escabroso de acusaciones y opiniones de algunos actores políticos, no acierto a entender tanta amplitud de miras para el futuro de nuestras juventudes tratando de facilitarles las esencias para el pensamiento crítico; quizá esté próximo el tiempo en el que nuestros políticos pugnen por apuntarse, asistir y rematar un máster en Filosofía Cínica.

Si tan interesante y necesario ven nuestros dirigentes los estudios básicos de Filosofía para la formación intelectual de la juventud, ¿por qué no se promueven con más alegría programas divulgativos de las diversas corrientes de pensamiento en los medios de comunicación? Quizá duden de que también sea necesario y beneficioso para nosotros, los mayores.

Goyo

07-nov-18

Be Sociable, Share!

Comment

*