Los papeles de Tovar

El blog de Gregorio Tovar. Una invitación a que revuelvas y critiques los papeles de un maestro de escuela.

Monthly Archives: septiembre 2007

Tren

                                               Antes, Extremadura estaba cruzada de norte a sur por una vía […]

Verde glifosato

Siempre digo que cada vez que se viaja debemos comprometernos con aprender al menos tres cosas nuevas. Mi hijo ha estado este fin de semana corriendo por los cerros de Úbeda, donde se ha celebrado el campeonato de España de Triatlón y al regresar, le he pedido que me muestre las tres aprendidas. Una. Me […]

Brevíssimo cóncavo-convexo

Crece el rumor: como los monjes birmanos van a la huelga con el cuenco de limosnas boca abajo, por aquí se oye que se irá con el cuenco de exigencias boca arriba.                        […]

Pop Art para Carmen

Hoy escribo especialmente para insuflar sonrisas en la alcaldesa de Cáceres; las sonrisas y las risas constituyen la mejor medicación contra la falta de elasticidad de los vasos sanguíneos. Otra de las drogas más sanas es la Música, y cuanto más diversa, más curativa. Así, se presentan ahora en la ciudad del 2016 dos fines […]

Eternamente escuela

                         Ahora les digo que una vez defendí que si los maestros fuésemos como aquellos albañiles que trabajaban durante ocho horas, quizá el problema del fracaso se reduciría en algún algo… […]

Sin título

                                                       […]

Confirmación episcopal

                                                       […]

¿Os gustan mis calendarios?. Ahora es cuando quedan bonitos

Septiembre sirve para reiniciar todo el aparato social una vez que agosto haya apagado el equipo. Se limpian las escuelas y los institutos, se abre la Universidad, se compran las nuevas ropas, los nuevos libros, las empresas emprenden otra carga de nuevos proyectos, se siembran los campos, los programas televisivos se remozan, renace la Liga, […]

Ortega va p'arriba

De las calores numerosas del edificio monstruoso de la Universidad Laboral de Cáceres, te recuerdo Rafael, refrescándonos de aguas frescas de tus botijos y de los tara-tara que nos enseñaba a hacer Chema. De los sudores de frente que no podíamos limpiarnos porque teníamos las manos como los dioses: con barro suficiente como para hacer […]